10 razones para contratar un seguro de incendios

«¿Qué pasa si se quema mi casa?» Tal vez te has hecho esta pregunta en más de una ocasión. Hay muchos eventos que pueden ocasionar un incendio: los fallos eléctricas, el derrame de líquidos inflamables debido a una mala manipulación, las explosiones causadas por una fuga de gas, descuidos al apagar velas, cigarrillos y fogatas, el mal funcionamiento de los aparatos de calefacción y la acumulación de basura, entre otros. Con esto en mente, tal vez estés pensando en contratar un seguro de incendios.

Si es así, tienes dos opciones: comprar una póliza de incendios por separado o pagar por un plan que ofrezca cobertura contra diversos siniestros en el hogar, incluidos los incendios.

A continuación, te damos 10 razones para contratar un seguro de incendios y te mostramos que cubre el seguro de hogar por incendio. Así podrás elegir la póliza más conveniente para ti. ¡Comencemos!

1. Existe un riesgo real de ser víctimas de un incendio

Datos de UNESPA revelan que durante el periodo 2020-2021 las aseguradoras atendieron alrededor de 73.000 siniestros de incendio en edificios residenciales.

La conclusión es evidente: hay un riesgo real de ser víctima de un incendio en el hogar. Si solo hacemos caso a las estadísticas, entonces contratar un seguro contra incendios está más que justificado. Desde luego, hay más motivos para hacerlo.

2. El seguro de incendios es un requisito para acceder a una hipoteca

De acuerdo con la Ley de Regulación del Mercado Hipotecario, quienes solicitan un préstamo hipotecario a una entidad financiera tienen la obligación de contratar un seguro de incendios como el que se incluye en prácticamente todas las pólizas de hogar. De esta manera, serán capaces de cubrir la garantía del préstamo.

Ahora bien, no es un requisito comprar al banco la póliza; puedes elegir por ti mismo el proveedor que más te convenga. El seguro que debes contratar al firmar la hipoteca solo tiene que ofrecer cobertura para el edificio en sí; es decir, no es obligatorio asegurar el contenido de la vivienda. Pero, como veremos más adelante, hacer esto es lo más sensato.

3. Te permite reconstruir tu vivienda

Según el informe ¡Fuego! Los incendios asegurados. Datos 2020-2021, un incendio en una vivienda conlleva un pago promedio de 2.683 euros por parte del seguro. Es una cifra notable si tomamos en cuenta que estamos hablando de todo tipo de incendios, desde los que causan daños menores hasta los que dejan todo en cenizas.

Pues bien, un seguro contra incendios cubre los gastos de reparación y reconstrucción de tu hogar, lo que hace que recuperarte de esta experiencia traumática sea menos difícil.

4. Es una buena inversión

Un incendio puede tener un enorme impacto económico en la familia. En cuestión de minutos, puedes deshacer todo el arduo trabajo realizado a lo largo de los años. Por lo tanto, vale la pena proteger el hogar asegurándose de tener el tipo correcto de cobertura en caso de que suceda algo así.

Afortunadamente, hay planes a precios asequibles, lo que significa que no tendrás que hacer un sacrificio muy grande para cubrir el coste de la prima. Solo necesitas encontrar una alternativa al alcance de tu presupuesto.

5. Se puede contratar por separado

A menudo tiene sentido contratar una póliza contra incendios por separado si el seguro del hogar estándar excluye la cobertura contra este tipo de siniestros. Esto puede ser una buena idea sobre todo si vives en un área considerada de alto riesgo.

Por otro lado, el seguro contra incendios puede ser una opción menos costosa que la póliza contra riesgos específicos o contra todo riesgo. El inconveniente es que solo cubriría daños por incendios y no por otros daños que sufra la vivienda.

Contratar un seguro contra incendios por separado también puede ser conveniente para los dueños de casas desocupadas que tienen problemas para obtener una cobertura contra todo riesgo o contra riesgos específicos.

6. Puedes elegir entre distintas coberturas

La cobertura contra incendios de una póliza constituye una garantía de que la aseguradora cubrirá los daños que sufra una vivienda en caso de siniestro.

El seguro de incendios convencional cubre el costo de reparar los daños a tu propiedad. Por su parte, la póliza integral ofrece cobertura contra incendios y otra clase de daños.

7. Como parte de un seguro integral, protege el contenido del hogar

El seguro contra incendios solo protege la integridad estructural de tu hogar, como los pisos, las paredes y los pilares.

Por su parte, los seguros de hogar con amplias coberturas protegen lo que hay dentro de tu hogar. Esto incluye trabajos de renovación, accesorios empotrados, muebles, decoración, electrodomésticos, artículos de colección e incluso pertenencias valiosas como dinero y joyas.

8. Como parte de un seguro integral, protege contra daños a terceros

Recuperarse de un incendio en el hogar es bastante difícil, pero la situación empeora cuando las casas contiguas sufren daños. Esta situación es muy común en las comunidades de vecinos.

Pues bien, un seguro del hogar que ofrezca cobertura en caso de daños a terceros te ahorrará muchos gastos y problemas en caso de que estés legalmente obligado a compensar a tus vecinos.

9. Como parte de un seguro integral, cubre los costes de limpieza de escombros

Después de un incendio, es posible que debas demoler las estructuras dañadas y limpiar los escombros. Contratar los servicios de una empresa para que se encargue de estas tareas puede implicar un gasto de miles de euros.

Teniendo presente lo anterior, resulta conveniente contratar una póliza que cubra el coste de los servicios de una empresa de remoción de escombros.

10. Te ofrece alojamiento temporal

Después de un incendio, es posible que necesites mudarte temporalmente mientras se repara tu casa. Vivir en el piso de un familiar o amigo no será una opción factible si tienes familia o amigos que te acojan.

Otra alternativa será alquilar temporalmente un inmueble, lo cual puede ser costoso. Por eso, qué bueno que existan seguros de incendios en los que el alojamiento forme parte de la cobertura.

Como ves, existen muchas razones para contratar un seguro que ofrezca protección en caso de incendios. Todo es cuestión de contratar una póliza que se adapte a tu presupuesto y necesidades.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email